jarron impresora 3d

La impresión 3D y decoración

La tecnología de la impresión 3D lleva evolucionando más de 20 años, pero es en estos tiempos cuando está en su máximo apogeo en lo que se refiere a la decoración y el diseño de interior.

Imprimir en una impresora 3D realmente no es tan complicado. Inicialmente se crea un modelo don objeto en el ordenador, se ajustan los parámetros y finalmente se envía a la impresora. Previamente se elige el material con el que se va a imprimir el objeto. Es un proceso simple que permite al diseñador crear objetos totalmente personalizados a gusto del cliente. También exprime la creatividad de quién usa esta herramienta, creando la posibilidad de llegar a fabricar objetos realmente originales e inigualables.

mueble fabricado con impresora 3D

En sus inicios las impresoras 3D solamente eran capaces de imprimir material plástico y objetos muy pequeños. A día de hoy se puede fabricar objetos incluso de porcelana o metal.

Este hecho abre las puertas a un sin fin de posibilidades para el diseño interior y decoración del hogar. Se combinan elementos como la madera porcelana metales o plástico. Material extra, ya que se imprime solo el material necesario ahorrando los costes.

Los diseñadores de interior han comenzado a experimentar con esta herramienta creando objetos desde su imaginación. Jarrones, tazas, lámparas, muebles, mamparas… Son sólo un ejemplo de lo que se puede llegar a crear.

silla fabricada con impresora 3D

Hoy en día las impresoras 3D son totalmente asequibles para cualquier persona. Por este motivo, cualquier persona que sea aventure con esta herramienta es capaz de hacer sus propios diseños y objetos personalizados. Esto nos abre las puertas a experimentar con nuestra propia creatividad y supone un bonito reto para aprender a usar está herramienta. Las impresoras 3D nos incitan a modificar la forma de ver los objetos decorativos del hogar.

La última tendencia con esta herramienta es la creación de muebles para el hogar y elementos decorativos personalizados, lo que supone un paso atrás a la clásica forma de fabricación.

Aún es pronto para conocer el potencial máximo de las impresoras 3D, pero ya existen proyectos ambiciosos para la herramienta. Un ejemplo de ello es la creación de una impresora 3D gigante con la que ya están fabricando casas en 24 horas. Este proyecto actualmente está en un poblado de América Latina y quiere dar alojamiento a más de 300 personas.

Si tú también quieres hacer crecer tu faceta creativa con el diseño no dudes en trastear con una de estas máquinas.

casa fabricada con impresora 3D