imprimir con impresora 3d

Enhorabuena, finalmente has decidido comprar una impresora 3D y ya la tienes entre tus manos. Imagino que ya tienes tu impresora 3D montada y con una o dos bobinas de filamento para comenzar. Ahora solo te queda algún modelo para hacer tus primeras pruebas. Es el momento de darle caña y empezar a imprimir tus primeras impresiones.

¿Pero por dónde empezar?

 

Modelos y diseños para impresora 3D

Lo más normal si aún no sabes diseñar tus propias piezas es que acudas a alguna de las páginas web qué hay en internet dónde puedes encontrar muchísimos modelos gratuitos para descargar e imprimir. No hace falta que seas un manitas o un genio haciendo diseños ya que gracias a estos bancos de piezas que encontramos en la red tenemos accesos a una gran variedad de diseños.

Los más famosos, para mí, son   Thingiverse y cults3D. En estas webs muchos diseñadores suben sus propios modelos para que los demás usuarios puedan descargarlos. Incluso es posible poner a la venta tus propios diseños y ganar algo de dinero. Y créeme que no es muy complicado.

 

Al entrar en estas webs verás un montón de imágenes y de categorías. Simplemente ve a la sección que quieras o introduces una palabra clave de lo que te interese en el buscador. Te podrás bajar el archivo STL necesario. Si tienes Windows 10, podrás ver en 3D el artículo descargado, ya que Windows trae consigo un visualizador para piezas 3D.

thingverse

Software de laminado

Cuando ya tenemos el archivo correcto, tenemos que pasarlo por el software de laminado. Las impresoras 3D imprimen sus piezas en capas fundiendo el hilo de la bobina del material.

En el software de laminado le decimos a la impresora cómo debe imprimir la pieza, la velocidad de impresión, la cantidad de material que sale por el extrusor, las medidas, la posición inicial de impresión, etc.

Hay muchos programas de laminado, algunos de pago y otro de código abierto. Uno de los más conocidos y usados es Cura, un programa gratuito. Con este programa te puedes crear varios perfiles según tu impresora. Incluso introduciendo los datos de tu materia prima te dice cuántos gramos gasta la pieza y cuánto dinero te cuesta fabricarla. Hay una gran cantidad de tutoriales para configurar este herramienta en Youtube de forma muy sencilla y visual.

Dependiendo de la pieza que quieras imprimir tendrás que cambiar algunos parámetros. Por ejemplo, si quieres imprimir una pieza con mucho detalle, deberás bajar la velocidad de impresión y también la altura de capa (cuanta menos altura de capa, más calidad). De este modo lograremos imprimir una pieza con mayor calidad, pero a cambio, el tiempo de impresión aumentará.

software cura

Gcode e impresión

Una vez tenemos todos nuestros ajustes preparados, deberemos exportar el archivo desde el software de laminado y guardarlo en un tipo de archivo ‘.gcode‘. Este archivo habrá que introducirlo en la impresora 3D.

Muchas de las impresoras 3D tienen una ranura para introducir un pendrive o una tarjeta de memoria. Lo normal es que guardes tu archivo .gcode en el pendrive o en la tarjeta y lo introduzcas en la impresora. Sin embargo, hay otros modelos de impresora 3D que se conectan directamente al ordenador para transferir los archivos.

Una vez que tenemos el archivo en la impresora 3D, lo único que nos queda hacer es elegir el archivo deseado para imprimir a través de la pantalla de la propia impresora. Recordar en este punto tener bien calibrada la impresora antes de su uso para no tener errores en la impresión.

A modo general, este es un pequeño resumen de cómo hacer nuestra impresión 3D. Esperamos que te haya sido de ayuda y ya nos contarás cómo te ha ido.

Ender 3 Decora 3D web de impresión 3D